Difusión

Ponemos a su disposición artículos especializados en farmacovigilancia y tecnovigilancia.

con el objetivo de contribuir en la difusión de información relevante, objetiva y completa, presentamos artículos de investigación científica nacional e internacional.

Interacciones entre medicamentos y alcohol

Es muy conocido el potencial de efectos adversos que puede tener el consumo de alcohol durante algún tratamiento farmacológico y es una pregunta habitual el conocer si está permitido tomar alcohol mientras se toma un determinado medicamento.

 

El consumo de alcohol etílico puede modificar de forma importante el efecto de los fármacos. El metabolismo de los fármacos se altera de forma distinta cuando el consumo es agudo o crónico.

 

En pacientes que consumen alcohol de manera crónica, pueden presentar una disminución de efectividad de algunos fármacos como warfarina, acetaminofén, antidiabéticos orales y rifampicina.

Por el contrario, el consumo agudo de alcohol, es decir, de forma ocasional, produce un aumento de las concentraciones de algunos fármacos, pudiendo prolongar su actividad farmacológica así como una mayor incidencia de efectos adversos. 

 

Por otra parte, la ingesta aguda de alcohol con fármacos depresores del Sistema Nervioso Central como son los fármacos ansiolíticos, hipnóticos, opioides, antihistamínicos, entre otros, produce una mayor alteración psicomotora porque además de la inhibición del metabolismo, se potencia el efecto depresor del Sistema Nervioso Central.

 

El alcohol también puede aumentar el riesgo de lesiones de la mucosa gástrica además de prolongar el tiempo de hemorragias cuando se ingiere conjuntamente con antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

 

Contrario a lo anteriormente mencionado, la ingesta de alcohol en una proporción adecuada puede mejorar la actividad farmacológica de algunos medicamentos, como los utilizados en el tratamiento de la presión arterial.

ImprimirCorreo electrónico

Vigilancia de los dispositivos médicos: Tecnovigilancia

La tecnovigilancia se define como el conjunto de actividades que tienen por objetivo la identificación y evaluación de incidentes adversos producidos por el uso de dispositivos médicos, así como la identificación de los factores de riesgo asociados a estos.

 

¿Por qué es importante la Tecnovigilancia?

La tecnovigilancia se encarga de garantizar que los dispositivos médicos que se encuentran en el mercado funcionen de manera adecuada conforme a la finalidad de uso establecida por el fabricante y, en caso contrario, se tomen las acciones correspondientes para corregir y/o disminuir la probabilidad de recurrencia en los incidentes adversos.

 

Contar con una regulación nacional específica en materia de tecnovigilancia realza la importancia sobre la vigilancia de los dispositivos médicos usados en el territorio nacional.

Tal como lo indica la NOM-240-SSA1-2012, en la tecnovigilancia deben estar involucrados todos los actores que intervienen en la producción, comercialización y uso de los dispositivos médicos. Tales como las instituciones de los sectores público, social y privado del Sistema Nacional de Salud, así como los profesionales, técnicos y auxiliares de la salud, el titular del registro sanitario de dispositivos médicos o su representante legal en México, los distribuidores y comercializadores, los establecimientos dedicados a la venta y suministro de insumos para la salud y las unidades de investigación clínica que realizan estudios con los mismos, así como los usuarios de los dispositivos médicos. 


Pro Pharma Research Organization ayuda a cumplir con los requerimientos legales de contar con una unidad de tecnovigilancia para el seguimiento de la seguridad de los dispositivos médicos que comercializan en el país. Al igual ayuda a los clientes en la planeación y ejecución post-autorización de dispositivos médicos en México.

ImprimirCorreo electrónico

¿Cómo funciona la patente de los medicamentos en México?

En México, la regulación de los medicamentos está a cargo de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS). A través de los años, las características de la regulación y de la propia legislación han evolucionado hacia mejores políticas públicas.

 

Entre las diferentes formas de clasificar o nombrar a los medicamentos, una de ellas es la que se establece entre los medicamentos de patente y los genéricos. Pero ¿en qué consiste esta diferenciación? 

 

El nombre de un genérico de un medicamento hace referencia al principio activo del mismo y corresponde a una denominación común internacional (DCI); que puede confundirse con el término de medicamento genérico, el cual hace referencia a aquel medicamento que ha demostrado su intercambiabilidad y surge cuando la patente de un medicamento ha vencido, este puede ser comercializado por otros laboratorios o marcas comerciales, siempre y cuando hayan cumplido con un número de requisitos que aseguren la misma calidad, eficacia y seguridad que aquél que fue patentado.

Tanto el medicamento genérico como el medicamento de patente pueden tener nombre comercial.

 

La regulación tiene un papel fundamental al hablar de los medicamentos genéricos, pues ésta impacta directamente en la salud y economía de los consumidores. Regular los medicamentos genéricos significa controlarlos estrictamente para que cumplan con criterios de calidad y puedan ser usados por la población

Sin una estrategia a este respecto, difícilmente es posible ampliar el acceso a ellos, que es principalmente la razón de su existencia.

ImprimirCorreo electrónico